devolver mal por mal

Según publica AVAN, cinco religiosos de la orden de los Camilos atenderán la capellanía católica del nuevo hospital La Fe de Valencia. Se conoce como Camilos a los religiosos de la orden de los Ministros de los Enfermos, por su fundador, el italiano san Camilo de Lellis (1550-1614). A pesar de que para alguno pueda ser contradictorio, efectivamente, el hospital más moderno de Europa y de los más avanzados del mundo, cuenta con una capilla católica. Ni siquiera en estos tiempos de laicismo galopante la ultramodernidad puede sustituir a la búsqueda trascendente cuando vienen mal dadas desde el punto de vista de la salud.

Además, dado que los achaques y dolencias no entienden de lengua, sexo, raza ni, por supuesto, religión, la Fe de Malilla, prestará servicios religiosos también en una sala multiconfesional. No podría ser de otra manera en un hospital con denominación tan evocadora. Puede decirse que es la Fe de todos.

Esto cobra sentido desde el momento en que se están produciendo ataques al fenómeno religioso desde fuera de él pero, ojo, también desde dentro. De un lado, los que aspiran a centrifugar de lo público cualquier sospecha de manifestación religiosa, especialmente si es tocante a la fe católica. Por otro, y este es quizás el hecho más grave, los que siendo, como se suele decir, más papistas que el Papa, creen que su fe es la única, la válida y la verdadera y ven en el otro al apestado enemigo a batir.

Más para los últimos que para los primeros, la respuesta del propio Papa en Luz del Mundo (Herder) sobre la práctica de los cristianos en países de mayoría musulmana. Estamos agradecidos de que en los países que rodean el golfo Pérsico (Qatar, Abu Dabi, Kuwait) haya iglesias en que los cristianos pueden celebrar su culto, y deseamos que así sea en todas partes. Por eso es lógico que, aquí, los musulmanes también puedan reunirse en mezquitas a hacer su oración.

Cierto. En muchos países los cristianos son perseguidos, como denuncia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN). Pero devolver mal por mal no es, ni de lejos, la solución.

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s