sólo es una misa

Desde hace unos años, cuatro concretamente, a punto de cruzar el ecuador del mes de diciembre, los rigores del invierno se calientan a golpe de titular y de declaración en torno a la celebración de cierto acontecimiento. El citado acontecimiento reúne en la madrileña plaza de Colón a cientos de miles de familias de toda España (y también del extranjero). ¿Una manifestación contra las políticas del Gobierno? Bueno, alguna soflama se escapa y alguna pancarta asoma, pero no es la tónica dominante. Es una Eucaristía. Algo tan simple y tan sencillo como una misa a cielo abierto.

Aunque siempre hay quien quiere ver en actos de este tipo un motivo para el enfrentamiento o la disputa, lo cierto es que las intenciones de los protagonistas se sitúan en las antípodas del conflicto y la provocación. Dicho sea de paso que el peso recae, o así debiera ser, en las familias, mucho más que en los obispos y cardenales, dicho esto sin que sirva de menosprecio al trabajo y la participación de los prelados.

Porque son los laicos quienes, al fin y al cabo, van a echarse a la carretera en coche o autobús hasta la capital para “dar testimonio de la alegría que Cristo da en las familias”, en palabras de uno de los matrimonios que participó en la presentación. Todo lo demás es otra historia.

Un pensament sobre “sólo es una misa

  1. Retroenllaç: tapar la boca al obispo « El país de las tortugas

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s