confesión 2.0, de momento no

Ultimamente, en ciertos asuntos relacionados con la Iglesia, normalmente cambios más o menos importantes o hasta cierto punto llamativos, ha sucedido que un par de días después ha habido que aclarar algunos puntos. Sucedió después de la publicación de Luz del mundo (Herder), el libro-entrevista de Peter Seewald sobre y con Benedicto XVI algunos concluyeron, no sin exagerar, que el Vaticano había bendecido el uso del preservativo en todo momento y en toda circunstancia. Ancha es Castilla. Luego se supo, se explicó más bien, que no era así, que se trataba de casos concretísimos.

Ahora, tras el imprimatur (autorización) de la Santa Sede a una aplicación para Iphone llamada Confession pudiera parecer que se ha acabado aquello de dirigirse al confesionario en busca del perdón de Dios. De momento, nada de nada. Tal y cómo ha recordado el portavoz vaticano, el padre Lombardi, el sacramento de la reconciliación “requiere necesariamente la relación de diálogo personal entre penitente y confesor, así como la absolución por parte del confesor presente”. La aplicación sirve para prepararse: el examen de conciencia, el dolor de los pecados y el propósito de enmienda…sobre la pantalla. El resto en persona.

Mucho ojo con aquello de que la realidad no te estropee una buena historia.

http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/librarse/pecados/iPhone/159/euros/elpeputec/20110204elpeputec_3/Tes

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s