los de lepe

Hace décadas que los habitantes de Lepe dejaron más que demostrado su ingenio elevando la altura de los semáforos, vista la afición de los conductores a saltárselos; y poniendo un televisor encima de otro para poder ver las piernas de las presentadoras de los informativos.

Tanto que desde hace un tiempo, quizás por la crisis y preocupados por el bolsillo de los telespectadores que solo tienen una tele, algunos editores de informativos comienzan sus programas de pie. De evitar que en casa se de la vuelta al aparato no se ha hablado nada…

Lejos de ofenderse, los de Lepe han aceptado desde siempre ser objeto de mofa del resto de españoles. Tanto que ahora quieren que se reconozcan los chistes que ellos mismos protagonizan como patrimonio inmaterial. Es lo menos que se puede hacer por aquellos que animan cualquier velada entre amigos o hacen más llevadera la jornada laboral.

No es preciso recordar que si reírse es saludable, a pesar de que un libro sobre la risa casi le cuesta la vida a fray Guillermo de Baskerville en El nombre de la rosa, hacerlo de uno mismo lo es más todavía. Reírse de uno mismo supone quererse y aceptarse con todas las limitaciones y es el mejor ejercicio para conducirse por la vida. Habría que tomar ejemplo.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s