la noche en vela

Seis años después de su muerte y tras pasar la noche en vela, Roma y el mundo entero han visto como a las 10.40 del primero de mayo (las celebraciones de la beatificación se confunden con las propias de este día) se descubría el tapiz que mantenía oculta la imagen del recién proclamado beato.

Tras una vigilia de preparación en el Circo Massimo, conectada vía satélite con cinco santuarios dedicados a la Virgen, la ciudad se ha mantenido despierta a la espera del “grande” momento. Media docena de iglesias del centro histórico han acogido a decenas de miles de peregrinos que no han dormido, quien sabe si por miedo a perderse el momento en el que JPII se convertía en el décimo papa beato, el primero en mil años proclamado por su inmediato sucesor.

Mientras, en la homilía Benedicto XVI repite y hace más presentes que nunca aquellas palabras de JPII que todos recuerdan: “non abbiate paura” (no tengáis miedo).

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s