el presidente ante el juez

En torno al posible juicio a Francisco Camps, aún vivo en la prensa desde la semana pasada, y la posibilidad de que los medios no consigan la foto del president en el banquillo surge una pregunta: ¿qué sería menos honroso para él, para el partido y para los valencianos, la imagen en la portada de todos los diarios del primer presidente en activo de una comunidad autónoma sentado en el banquillo de los acusados o sortear el mal trago pagando una multa, lo que supondría asumir la culpabilidad? Difícil papeleta.

Sin embargo, y asumiendo el argumentario popular de que Camps no se vende por tres trajes, flota en el ambiente la sensación de que todo esto pudo haberse evitado. ¿Cómo? Asumiendo el problema desde el principio. Porque se ha pasado de la negación categórica del “yo me pago mis trajes” a la posible evidencia de que en este caso, quizás el importe de la compra corrió a cargo de otro. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Con que intención? Eso está por ver. Y claro que sí, dimitiendo. Diga lo que diga la portavoz del Consell, Lola Johnson, sí hay algo que no merece ningún valenciano es el dudoso honor de que su presidente sea el primero que se siente ante un juez.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s