una campaña de muerte

Estos políticos tan nuestros están en todo. Preocupados porque la campaña electoral para las generales arrancará oficialmente sólo cuatro noches después de Halloween (estas cosas siempre suceden con nocturnidad), han empezado ya, no sea que se les haga tarde, a meter miedo al personal, que siempre funciona.

Como este año muchos no tendrán ni para un disfraz y mucho menos para pasar la noche de brujas en Port Aventura, la casta política, siempre al servicio de la sociedad, ha preparado una permanente fiesta del grito, el miedo y el susto.

El último monstruo del elenco para la noche de difuntos es Jack el Destripador. El célebre asesino en serie que sembró de terror el Londres victoriano es, según González Pons, el candidato Rubalcaba, que pretende arreglar lo que él mismo destrozó.

Antes que él, la motosierra y la guadaña. El portavoz del PSOE, José Blanco, ha caracterizado a los populares con la máscara y la herramienta jardinera del villano de La matanza de Texas.

Ha habido otro intento. El del “especulador” de la BBC. Aunque al principio dio algo de miedo, su disfraz resultó ser de pega.

¿Y así quieren recuperar la confianza de los ciudadanos? Imaginar a Rajoy cubierto con su máscara y blandiendo furioso la motosierra y a Rubalcaba tocado con chistera y destripando jovencitas meretrices con la complicidad de la niebla londinense no tiene pinta de ser el mejor método para que el censo vaya a votar el 20-N.

Como no den caramelos…

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s