más que paz, libertad

A pesar de que no aparece en prácticamente ninguna portada, la palabra paz es sustantivo habitual en los textos interiores de los periódicos de hoy y en los comentarios, cientos de miles seguro, de las redes sociales, referidos al comunicado de ETA. El lenguaje puede ser muy perverso y se intoxica fácilmente.

Tras el anuncio de ETA, hablar de paz es dar por bueno el lenguaje de los terroristas. Hablar de lograr la paz significa admitir, como los encapuchados, que existe una “confrontación armada”. Hablar de paz es asumir que existe en “conflicto político” que enfrenta a dos bandos desde hace cuatro décadas y que “se ha llevado a muchos compañeros y compañeras para siempre” Compañeros terroristas, falta añadir.

Sí que hay algo acertado en el comunicado de ETA: “es tiempo de mirar al futuro con esperanza”. ¿Es el fin como han dicho algunos? De momento, no. ¿Es el principio del fin? Puede ser. El tiempo lo dirá. En fin, siempre será mejor un “cese definitivo de la actividad armada” que un “alto el fuego permanente”. Siempre será mejor no matar que matar.

Pero el objetivo debe ser la libertad, no la paz. La paz, para las guerras. En España, gracias a Dios, no hay una guerra. Hay una banda de asesinos con capucha que se ha llevado por delante la vida de más de 800 inocentes y ha recortado la libertad de miles de familias.

Un pensament sobre “más que paz, libertad

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s