jóvenes sin miedo a la crisis

Cada día centenares de empresas se ven obligadas a echar el cierre mientras la tasa de paro golpea a miles de familias. La crisis ha dibujado con el paso de los años desde la quiebra de Lehman Brothers -para la mayoría, momento en el que comenzó la pesadilla- un panorama desolador. Gigantescas empresas y pequeños negocios han ido muriendo ahogados por las deudas, los impagos y la caída de las ventas.

Y entre los más perjudicados, los jóvenes. Una generación entera perfectamente formada y que domina varios idiomas ha visto borradas de un plumazo sus esperanzas de futuro. Muchos de ellos han creído encontrar la solución en las ofertas que llegan de otros países.

Pero no está todo perdido. El paisaje desértico que ha dejado a su paso la elefantística crisis guarda todavía pequeños oasis para quien ose arriesgarse a descubrirlos. Torrent Informatiu propone en este número varios casos de jóvenes emprendedores que no temen a las primas de riesgo, ni a las agencias de calificación, ni a los tipos de interés, ni al denostado euríbor. Han dejado el miedo a un lado y se han lanzado, jugándose los cuartos, a poner en marcha su idea y encontrar ese poquito de agua que aún queda en el desierto económico.

Son solo un ejemplo. Son la punta apenas visible del iceberg de los muchos jóvenes que cada día, a pesar de las interminables trabas burocráticas y de las enormes dificultades, levantan por primera vez la persiana de una nueva empresa.

Jóvenes convencidos de que, como en japonés, crisis es sinónimo de oportunidad. La crisis les ha lanzado un reto y lo han aceptado.

SCALA GESTIÓN DE PROYECTOS

– Christopher Corona, 27 años. Arquitecto técnico y máster en Gestión de la Edificación.

– Fernando García, 30 años. Arquitecto técnico y máster en Gestión de la Edificación.

“Hace dos años, con la crisis en la cumbre, los dos perdimos nuestros trabajos. Dado que la demanda en el sector era prácticamente nula, optamos por estudiar un máster. Estábamos en una situación límite, ya que las prestaciones por desempleo se iban acabando. Había que hacer algo. Ahí surgió Scala, que consta de tres líneas de negocio. La primera y principal es la gestión de proyectos, enfocada a licencias de apertura o actividad de locales comerciales. La segunda, el uso de nuevas herramientas de marketing en el sector inmobiliario para aumentar la venta de viviendas. En tercer lugar, trabajamos en la mejora de la accesibilidad y en la eliminación de barreras arquitectónicas en edificios públicos y privados”.

OPENROS

– Ana Ros, 28 años. Licenciada en Química.

– Antoni Ros, 26 años. Ingeniero Técnico industrial, especialidad química industrial.

“La empresa que teníamos alquilada en un local de nuestra propiedad, empujada por la mala situación económica, tenía que reducir costes y optó por dejar el alquiler. Después de colocar el cártel de ‘se alquila’ un interesado comentó su idea de instalar un negocio de ‘vending’ 24 horas, es decir, máquinas expendedoras. El asunto nos resultó curioso así que decidimos, por lo menos, informarnos. Después de algunos estudios, visitar alguna feria de franquicias y constatar que se trata de un negocio novedoso y con buena salida en el mercado, optamos por asumir nosotros ese proyecto. Pensamos que sería una buena experiencia tanto personal como familiar y que, además, permitía seguir a cada uno con sus estudios y empleos. En la actualidad tenemos tres máquinas, pero esperamos, con el tiempo, instalar dos más y ocupar todo el espacio disponible. Reconocemos que fue algo precipitado, pero dicen que la crisis es tiempo de oportunidades y hay oportunidades que se presentan una vez en la vida”.

CICERONE GROUP

– Philippe Copine. Ingeniero de Edificación.

– Javier Maruenda. Estudiante de ingeniería mecánica.

– Diego Gallego. Arquitecto técnico.

“Nuestro proyecto nace de la iniciativa de un grupo de ingenieros que, ante la falta de oportunidades en el mercado laboral, ha decidido emprender su propia aventura. El sector de la construcción no da más de sí y es necesario redefinir algunos conceptos. Junto a la venta y alquiler de propiedades exclusivas y, aprovechando nuestra formación universitaria, ofrecemos asesoramiento inmobiliario total, desde la redacción y dirección de un proyecto hasta su ejecución final. Todo ello, complementado con servicios y recomendaciones destinadas al cliente más exigente”.

PARQUET HOGAR

– Albert Arroyo, 24 años. Estudios en marketing y ventas.

“La empresa para la que trabajaba como director del departamento de compras del sector de la madera cerró sus puertas hace más o menos un año. A pesar de la complicada situación económicas, decidí no dejar de prestar servicio a los clientes tratando de ofrecer una mejor calidad al menor precio. La compra en el punto de fabricación y la venta directa al consumidor final  particular que ha optado por instalar la tarima evita los intermediarios y favorece el descenso de los precios. Es en este punto donde ofrecemos el factor diferencial. En el momento en que un cliente contacta con nosotros, nos desplazamos directamente a su casa para ver in situ el efecto del contraste del suelo con sus muebles o puertas, dando así un efecto más semejante a la realidad”.

 

Lea aquí el ejemplar completo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s