padres, profesores y alumnos: unidos por la educación

El descontento ha explotado. El decreto-ley del Consell de medidas urgentes para atajar el déficit de la Comunitat Valenciana, que afecta principalmente a la educación y a la sanidad públicas, ha sacado a la calle a profesores, padres y alumnos. La enseñanza pública de Torrent no es ajena a las movilizaciones de lo que ya se conoce como la #primaveravalenciana. Los recortes obligan, además, a los padres de unos jugadores de baloncesto a asumir el pago de unas canastas nuevas.

Los padres de la sección de baloncesto del CD Monte-Sión se movilizan para financiar unas canastas nuevas
Los recortes en educación tienen, entre otras consecuencias ya conocidas, que los centros no puedan asumir más gastos que los estrictamente indispensables. Es el caso del colegio Nuestra Señora de Monte-Sión. Ante el deficiente estado de las canastas de su patio, un grupo de padres de jugadores del club de baloncesto -que entrena y juega en el centro- han optado por financiar ellos mismos un nuevo equipamiento.

Fuentes del colegio aseguran que no pueden hacerse cargo de ese gasto dada la complicada situación económica, por lo que los padres han optado por buscar otros modos de financiación.

Buscan la colaboración con la venta de sudaderas y la distribución de participaciones de lotería. Más adelante, según han señalado desde el club, está previsto retomar la organización de una jornada deportiva en la que participen equipos de localidades cercanas.

El problema se originó hace unos años. Los trabajos de reasfaltado del patio no tuvieron en cuenta la altura de las canastas y disminuyeron unos centímetros la distancias entre el suelo y los aros. Además, el golpe de un camión desplazó notablemente uno de los tableros, que no ha podido devolverse a su posición original, y lo dejó impracticable. Los arreglos, a menudo llevados a cabo de manera desinteresada por gente cercana al club, no han supuesto una solución definitiva.

De momento, ya se han vendido más de cien sudaderas y ha comenzado la venta de participaciones de lotería.

Las canastas que está previsto que se instalen cuentan con un mecanismo para hacer descender el tablero y adaptar la altura del aro a la práctica del minibasket. En categorías infantiles la altura está reglamentada en 2,60 metros mientras que la posición oficial de la canasta es de 3,05 metros desde el suelo.

Desde el colegio, por su parte, no se oponen a la sustitución de las canastas. Eso sí, siempre que se haga “con toda la seguridad” que puede exigirse en este caso. En este sentido, es preciso tener en cuenta que las canchas de baloncesto no se dedican exclusivamente a la práctica de este deporte, sino que son una parte más del lugar de recreo de centenares de escolares.

Menú contra los recortes: chorizos al infierno
Con algo de humor. El centro de formación de personas adultas de Torrent no dejó pasar la oportunidad que le presentaba la fiesta de carnaval para plantear sus reivindicaciones. El carnestoltes más contestatario de los últimos años propuso su particular menú contra los recortes: chorizos al infierno. Esta modalidad de embutido, que repartieron en bocadillos, se ha convertido de un tiempo a esta parte en protagonista de lemas como ‘no hay pan para tanto chorizo’ o, como rezaba la camiseta que costó la expulsión de la diputada de Compromís en les Corts, Mónica Oltra, ‘no falta dinero, sobran chorizos’.

El carnestoltes fue una más de las formas de protesta llevadas a cabo por el personal docente y los alumnos de la escuela de adultos de Torrent. Desde que en enero el Consell publicara el decreto que reducía el salario de profesores y personal sanitario del sector público, las movilizaciones se han sucedido.

Alumnos y profesores se unieron a las protestas que tuvieron lugar a lo largo y ancho de la Comunitat Valenciana concentrándose a las puertas del centro de la plaza San Pascual y encerrándose para celebrar una asamblea informativa.

En su manifiesto contra los recortes, el personal de la escuela denuncia “uno de los ataques más graves contra el personal de la enseñanza y de todo el sector público”. Un ataque, según el comunicado, que en ninguna comunidad autónoma ha tenido similar alcance.

Lamentan que la reforma no pretende reordenar el sector público sino “hacer caja” a costa del sueldo de los trabajadores. Según el comunicado, la situación actual no es sino la consecuencia de la “política clientelar” del Consell, basada en los grandes eventos y la especulación urbanística.

Los alumnos del Tirant lo Blanc, por la educación pública
Los alumnos del  el IES Tirant lo Blanc, uno de los centros públicos más antiguos de Torrent, abierto en los 60, no son ajenos a la situación que atraviesa la enseñanza pública y en sus aulas resuena el clamor de las protestas catalogadas ya como la ‘primavera valenciana’. Resueltos a no quedarse impasibles en sus pupitres han salido a la calle para denunciar el “empeoramiento de la educación” que suponen los recortes aprobados en enero por el Consell.

El encierro de profesores, alumnos y padres del Tirant lo Blanc a finales de enero se sumó a la treintena que tuvieron lugar en institutos de educación secundaria de la Comunitat Valenciana para defender una educación pública. Los ‘encerrados’ protestaron por los recortes y reclamaron al gobierno valenciano la retirada del decreto-ley de medidas urgentes para recortar el déficit.

La primera reacción a los recortes tuvo lugar apenas tres días después de publicarse el decreto. El 13 de enero, las clases se detuvieron al mediodía para protestar contra las medidas puestas en marcha. Alumnos y docentes clamaron contra la corrupción, la “puñalada” asestada al sector público sanitario y el “asesinato” de la educación pública.

Al cierre de esta edición las protestas continuaban. Estaba prevista una concentración frente al Ayuntamiento, el jueves 23 de febrero, antesala de la que, según estaba programado, tendría lugar en Valencia el sábado, día 25.

el decreto-ley 1/2012 colmó el vaso
El descontento de los trabajadores del sector público explotó el 10 de enero. Recién estrenado el 2012, se publicó en el DOCV el decreto-ley 1/2012 de medidas urgentes para la reducción del déficit en la Comunitat Valenciana. Un decreto que daba la puntilla, principalmente, a la educación y a la sanidad públicas. Este decreto-ley fue aprobado con la intención de reducir el déficit y ahorrar más de 1.000 millones de euros con la subida de impuestos, el adelgazamiento de empresas públicas, la reducción de horarios a los interinos y la contención del gasto sanitario.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s