el 600

Qué tiempos aquellos cuando nadie daba un duro por nosotros pero les dimos a todos en las mísmisimas narices. El milagro español. Mientras Europa bailaba el rock de la abundancia, aquí andaba el personal comiendo pan de ayer y guardando el de hoy para mañana.

Hasta que se dejó a la vieja guardia del régimen a un lado y se pusieron al mando unos señores que sabían mucho de manejar los dineros. Y aquello fue un no parar de crecer. Los campos se quedaron vacíos y las ciudades se llenaron. De gente. Y de coches. De 600. El Seat 600 fue el paradigma del salto nacional al mundo desarrollado. El progreso llegó a España rodando sobre este utilitario.

Que tiempos aquellos cuando el 600 era sinónimo de progreso y prosperidad y no la línea roja de la desconfianza de los mercados. Porca miseria.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s