el mayordomo del Papa

El pasado sábado compareció ante la corte vaticana Paolo Gabriele, el exmayordomo del Papa, acusado de robo con agravante en el caso Vatileaks, la versión clerical del famoso Wikileaks. Según las acusaciones, el “cuervo” sería el responsable de la fuga de documentos secretos que afectan directamente a Benedicto XVI. En el entorno del acusado aspiran a que al final se conozcan las razones de peso que le habrían llevado a actuar así.

Parece que el proceso será breve y que podría ser condenado a un máximo de cuatro años de prisión. El “cuervo” puede estar contento. Hace cien años, por un caso de espionaje que nada tiene que envidiar al actual proceso, con el papa Benedicto XV como protagonista, un camarero pontificio fue condenado a cadena perpetua.

Son casos que insisten en recordar que la Iglesia, a pesar de ser santa, está formada por personas, a menudo pecadoras, cuyas acciones se llevan, tristemente todo el protagonismo. De tal manera que cobran mayor valor gestos como el del cardenal Tarcisio Bertone, que ha donado la asignación monetaria del premio Conde de Barcelona a un proyecto de empleo juvenil de Cáritas Barcelona y a un programa del Grupo Guadalupe de Nicaragua.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s