una cosa muy seria

Sucedió algo parecido el día que saltó a los medios la noticia del fallecimiento de Andrés Montes. A pesar de que llegó a ser conocido por el gran público solo después de dar el salto a La Sexta, la Red se llenó de comentarios de condolencia que reproducían sus expresiones más famosas, entre ellas, aquella de que “la vida puede ser maravillosa”.

Ese grito optimista y vital había llegado hasta aquellos que no sabían que Andrés Montes era un negro, bajito que usaba gafas redondeadas.

Sea por la crisis o vaya usted a saber porqué, la muerte de Miliki “alegró” por unas horas las redes sociales y las tertulias dominicales. En Internet, incluso aquellos que por edad saltaba a la vista que solo conocían a Emilio Aragón padre por obra y gracia de You Tube lamentaban la pérdida. Seguro que en la sobremesa del domingo quienes sí lo habían visto en blanco y negro en aquella tele de dos canales recordaron sus meriendas de pan con chocolate.

Todos han rememorado frases, canciones, momentos, chistes de alguien que, como dijo Juan y Medio, elevó el payaso a “categoría humana y profesional”.

Lo que demuestra que el sentido del humor es una cosa muy seria.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s