#foodsharefilter

Antes en los restaurantes de postín la gente se cortaba. Ahora, gracias a los vales de descuento que llegan a las bandejas de entrada del correo electrónico ya no tanto. A las mejores mesas llega gente de todo pelaje. Aún no ha depositado el camarero el plato frente al comensal y, taca, sus amigos de la Red ya saben que está a punto de meterse entre pecho y espalda una ostra con crema de aguacate ahumada y tabasco (extraído de una carta).

La gastrofotografía está a la orden del día. Desde el más inmundo de los garitos hasta el más selecto de los locales iluminado con una galaxia de estrellas michelín. Nada escapa al objetivo del comensal, siempre dispuesto a inmortalizar a su víctima antes de su descenso a los infiernos estomacales. Tiene algo de necrófilo. Retratar a lo que te vas a cargar.

Si vas a compartir tu comida, compártela de verdad. A la ong Manos Unidas se le ha ocurrido aprovechar tan extendida práctica para colaborar en la financiación de sus productos. Ha lanzado #FoodShareFilter, el primer filtro fotográfico para Instagram con fines solidarios, una herramienta con la que la organización pretende “combatir el hambre desde las redes sociales”.

De esta manera, #FoodShareFilter pretende convertir las típicas fotografías de alimentos que los usuarios suelen subir a las redes sociales en un “gesto real” que ayude a las personas que pasan hambre en el mundo. ¿Cómo? Descargando el filtro, que sólo cuesta 0,89 euros.

Es posible que algunos les parezca carísimo. Seguramente a aquellos que pagarán cientos de euros por una ostra con aguacate.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s