internet y solidaridad

La Red -las redes sociales, mejor dicho- ha sido escenario en las últimas semanas de una campaña gracias a la cual España ha conocido a Celia. Esta niña de nueve meses afectada de una cardiopatía congénita ha sido intervenida con éxito en Boston. Y ha sido posible gracias a donativos anónimos. Tantos, que sus padres han asegurado que no necesitaban más dinero, que si alguien quiere donar que lo haga a otros que puedan estar atravesando casos parecidos.

El caso de Celia y otros que caen más cerca (los casos de Alba o Lara, de Torrent) confirman que tan importante como el dinero para un viaje a Boston o para financiar un tratamiento o una operación es el tremendo papel que puede jugar Internet. Lo que se tarda, por ejemplo, en compartir un caso en el muro de Facebook es mucho para el conocimiento del caso por otros internautas amigos.

Aunque una cosa sí hay que lamentar. Que ante la proliferación de bulos, leyendas y falsas cadenas, sea necesario un “conozco a la familia, esto no es una cadena” para que el engranaje solidario, económico o no, se ponga en marcha.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s