ramadán, la escuela del creyente

Más de 2.000 musulmanes se preparan para el comienzo del mes más sagrado del islam. Ayunan desde el alba hasta la puesta de sol para conmemorar la revelación del Corán al profeta Mahoma.

Cae la noche en la ciudad. Es 8 de julio. Una puesta de sol como cualquier otra para la gran mayoría. Cálida. Como las pasadas y como las que quedan. Sin una brizna de aire que alivie el sofocante calor nocturno del levante. Pero no es una noche más para un par de miles de torrentinos. Se nota sobre la mesa de unos cientos de casas. Repletas de té, dátiles y otros productos no habituales a estas horas en las cenas de la mayoría. Es una noche especial. A las 21:31 horas está prevista la puesta de sol. A esa hora exactamente comienza el mes ramadán. El noveno y el más sagrado para los musulmanes. Más de 2.000 en la ciudad.

Ramadán, el noveno mes del calendario lunar islámico no es del todo desconocido entre quienes no practican la religión musulmana. Sin embargo, suele ser reducido erróneamente al ayuno durante el día. “El Ramadán es la escuela del creyente, que estos días se somete sólo al control y la vigilancia del Creador. El objetivo de esta celebración es reeducar el cuerpo y la mente alrededor de unas costumbres y tratar de continuar por esa senda el resto del año”.  Zine El Abdine es el presidente del Centro Islámico de Torrent y resume esta celebración como el momento de decirle al cuerpo “aquí mando yo”.

Reportaje publicado en el último número de Torrent Informatiu, en edición impresa, con más reportajes y entrevistas

Durante el mes, los musulmanes ayunan no sólo de agua y alimentos sino de placeres corporales como fumar, beber o mantener relaciones sexuales. Desde el alba hasta la puesta de sol. Ayuno de la boca, del ojo, del oído y del resto de los sentidos. “No hay que hablar mal de la gente, no hay que criticar, no hay que mentir…” Asimismo, con la eliminación de las comidas, el musulmán se pone en la piel de quien no tiene para comer ningún día del año y que ayuna forzosamente. “Estamos acostumbrados a desayunar, almorzar, comer, merendar y cenar mientras hay personas que pasan el día con sólo una comida”.

Un día de Ramadán
Para entender el “funcionamiento” de esta celebración hay que situar en primer lugar el comienzo del día, al contrario de lo que suele ser costumbre, en la puesta de sol. Es decir, por ejemplo, que el día martes comienza en la puesta del sol del lunes. En el crepúsculo comienza el ayuno.

Las horas previas al inicio del mes sagrado, el musulmán, junto a su familia, se prepara. “Asume la intención de ayunar, de rezar y de leer y entender el Corán”. Precisamente, el libro sagrado del islam asume estas semanas una especial importancia. “Se recita mucho, se lee y se estudia para ver qué quiere Dios de mí”. El Abdine insiste en este punto y recuerda, además, que la costumbre de ayunar era ya habitual mucho antes de que Dios se revelara al profeta Mahoma y el islam se extendiera por el mundo.

Reportaje publicado en el último número de Torrent Informatiu, en edición impresa, con más reportajes y entrevistas

Por la tarde, las familias se reúnen para “romper el ayuno”, descansar y prepararse para participar en la mezquita en el último rezo de la jornada. Durante la noche, quienes lo desean se quedan para realizar rezos voluntarios.

La forma de romper el ayuna varía según los países y dentro de los países, de las zonas y de sus costumbres y gastronomía. En Marruecos, por ejemplo, de dónde proviene la mayor parte de los creyentes musulmanes que habitan en Torrent, es costumbre hacerlo con té. Sin embargo, para “retomar” la comida, el producto estrella es el dátil. Con este fruto, con el que el profeta Mahoma ya interrumpía su ayuno, se consigue la energía necesaria para continuar la jornada. “Es como una sustancia dopante”, bromea Zine El Abdine. Pero lo cierto es que durante el mes ramadán la venta de dátiles se incrementa notablemente. Cada familia continua entonces la comida según su costumbre. “Hay quien curiosamente trata de concentrar, aunque en pequeñas cantidades, las comidas que hubiera ingerido un día normal empezando, por ejemplo con un café con leche y galletas, una sopa y continuando con el resto de platos.”

Hombres y mujeres viven el Ramadán de la misma forma. Los niños, por su parte, están obligados a partir de la pubertad. El Ramadán alcanza su punto culminante el 27 del mes. Se conmemora el inicio de la revelación del libro sagrado del Corán al profeta Mahoma.

Reportaje publicado en el último número de Torrent Informatiu, en edición impresa, con más reportajes y entrevistas

Esta celebración es, en definitiva, la oportunidad que tiene el creyente musulmán, practicante en su mayoría, de reafirmar su fe. “Ser musulmán, y más durante el mes ramadán, supone dar testimonio de que no hay otro dios que Dios y de creer que todos los profetas y los libros sagrados son verdaderos, en la existencia del día del juicio final y en los ángeles, así como en el destino, sea malo o bueno”.

El 8 de agosto concluirá el Ramadán. El fin del ayuno culminará con una gran celebración familiar en la que es costumbre que los niños reciban regalos, incluso, las tradicionales estrenas o aguinaldos.

“Quienes están saliendo ahora de España empiezan a entender qué padece un inmigrante”
Han pasado décadas desde que llegaran los primeros musulmanes a la ciudad y con el tiempo han logrado erigir una comunidad estable alrededor de la calle Nicolás Andreu con más o menos normalidad. Los hiyab y las cabezas cubiertas de las mujeres ya no resultan extraños y los hombres visten túnica los viernes, el día más importante de la semana.

Sus negocios son un derroche de aromas orientales a donde acercarse si lo que se quiere es preparar, por ejemplo, el cuscús con los utensilios propios o elegir entre decenas de tipos de té. En las carnicerías del barrio se encuentra la carne halal, que garantiza, y así queda etiquetado y certificado, que el animal ha sido desangrado, según requiere el Corán. Cada vez más, acuden a sus tiendas, ciudadanos españoles. Aunque hay trabajo que hacer por ambas partes. “Si me dejas, me puedo integrar, pero si quieres que me integra y yo me aíslo, también tenemos un problema”.

Reportaje publicado en el último número de Torrent Informatiu, en edición impresa, con más reportajes y entrevistas

El trato hacia el extranjero mejora, precisamente por la crisis. “Quienes están saliendo ahora de España empiezan a entender lo que padece un inmigrante cuando tiene que abandonar su país”, subraya el presidente del Centro Islámico.

En este momento, su hijo, de unos cinco años y nacido en España, interrumpe el discurso para subirse en su regazo. Zine lo mira y reflexiona. “Ellos, en su colegio, con sus amigos, son ejemplo de integración”. Es enormemente enriquecedor que los niños, al mismo tiempo que reciben de sus padres la religión musulmana, adquieran las costumbres españolas y el idioma y que, igualmente, y así se esfuerzan los progenitores en hacerlo, conozcan de dónde vienen y cuáles son sus orígenes. “Cuando voy a ver a mis padres, él se viene conmigo y vive, aunque poco tiempo, aquella realidad”.

El mapa del Islam en Torrent
Aunque no existen datos oficiales, dado que los censos de religión no son habituales, se calcula que en la ciudad hay entre 2.000 y 2.500 personas que practican la rama suní de la religión musulmana. Este importante número configura un mapa de origen de lo más variado. Esta podría ser una distribución aproximada. La mayoría, un 60 por ciento, proviene de Marruecos. Argelia ocuparía el segundo lugar como país de origen, con un 30 por ciento. El 10 por ciento restante se lo repartirían Paquistán, Palestina, Siria, Líbano y países subsaharianos. Más de dos décadas después de que fueran llegando a la ciudad los primeros musulmanes y de que, poco a poco, se desarrollara una notable comunidad, ha habido incluso conversiones. Sin embargo, el número de españoles que practican el islam en la ciudad es escaso.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s